Buscar

__________________________________________________________



Esta página es una traducción. El original se encuentra aquí.


Steven Greer:
la Agenda Desconocida

Barcelona, España, julio de 2009


Kerry Cassidy (KC): Hola. Soy Kerry Cassidy de Project Camelot.

Bill Ryan (BR): Y yo soy Bill Ryan. Hoy es domingo, 26 de julio de 2009. ¿Es eso correcto? Por mi parte quiero decir que estoy encantado de estar aquí con Steven Greer.

De todas las personas que nos piden -a través de los correos electrónicos- que entrevistemos, tú eres el primero de una lista bastante larga. La razón para ello es que la gente ve ahora a Proyecto Camelot jugando con el balón que sacó a la cancha Disclosure Project [Proyecto Desclasificación], en 1993. Iniciaste algo que nosotros apoyamos lo mejor que podemos, en el sentido de mostrar la verdad al mundo.

Steven Greer (SG): Oh, bueno. Gracias.

BR: Queremos agradecértelo.

SG: Oh, de nada. Gracias a vosotros.

KC: Tenemos varias preguntas para ti, pero quizá no sean preguntas muy cómodas.

SG: Oh, admito cualquier pregunta.

KC: De acuerdo. Y tenemos entendido que no eres precisamente tímido, que digamos. De manera que lo que nos preguntamos... porque tenemos teorías diferentes, creo, y diferentes puntos de vista, y eso creo que es muy interesante.

Sé que comenzamos, tal vez, en el mismo punto en el sentido de que nosotros estamos recogiendo testimonios de testigos -y desde luego tú también- y esa táctica ha sido muy efectiva y nos ha estimulado para continuar por el camino inicial. Nos hemos dedicado a esto durante ya casi más de tres años.

Sólo me preguntaba si tienes una filosofía semejante, o una trayectoria, que te haya llevado de los testimonios de testigos hasta la energía libre, y si podrías hablar un poquito sobre ese trayecto.

SG: Bien, obviamente en Disclosure Project hay implicados muchos aspectos. Uno es la revelación del hecho de que no estamos solos.

El otro es que existen proyectos de alto secreto que se han mantenido activos ilegalmente durante cerca de... más de cincuenta años, relacionados con lo anterior.

Y, número tres, no se puede decir que esto se ha mantenido en secreto y que es real sin también dar la raison d’être [la razón de ser]... ¿Por qué se mantendría en secreto algo así?

Por aquel entonces, en principio se podía argumentar que, bueno, había implicaciones religiosas, que cundiría el pánico entre la gente ante la idea de que había vida en el espacio exterior... o que había objeciones teológicas. Y de hecho éstas todavía existen.

He podido escuchar a un científico junior del JPL [Jet Propulsion Laboratory] diciendo que la razón para ocultar parte de la información sobre las antiguas construcciones que hay en Marte es que “colapsaría los cimientos de todas las religiones ortodoxas del mundo.” A lo que respondí: “¡Pues muy bien!”.

Quiero decir, es hora ya de que la gente que piensa que el mundo tiene sólo 6.000 años y que montábamos a pelo los dinosaurios, maduren.

BR: Estamos de acuerdo.

KC: [risas] Sí.

SG: Vale, eso era un aspecto. Pero el más significativo... y aquí es cuando todo se oscureció por completo en octubre de 1954 -sabemos hasta la fecha- porque comprendieron de verdad, y llegaron a dominar los sistemas de propulsión electromagnética gravitacional. Eso fue hace 55 años.

KC: Cierto.

SG: Bien, así que hace 55 años existía la capacidad de dominar esas tecnologías. Y, obviamente, cuando Eisenhower crea la Comisión Rockefeller -la cual reorganizó el Departamento de Defensa y la CIA- lo que hicieron fue reorganizarlo de tal modo que este tipo de asuntos se llevara oculto tras operaciones para otros programas, y con entidades aeroespaciales contratistas, y entidades de alta tecnología, apartándolo ciertamente de la supervisión del presidente y del Congreso.

Y así fue como todo se fue al garete y sigue así desde entonces.

La razón para ello es que, si se reconoce que los OVNI son reales, la primera cuestión que cualquier científico de buena fe o analista político va a plantear es: “Bien, ¿y cómo narices van de un sistema estelar a otro?”.

Y cuando se plantee esa cuestión será respondida, porque tenemos gente en nuestro equipo que puede contestarla con gran detalle.

BR: Sí, no están paseándose por ahí en cohetes espaciales.

SG: Y cuando se conteste a eso -estoy intentando concluir un pensamiento- cuando se conteste, entonces se verá el fin del petróleo, del gas, del carbón, de la energía nuclear, el fin de todo ello. Hay una base activa de 500 billones de dólares [five-hundred-trillion-dollar en el original (escala corta), equivale a 500 billones en castellano (escala larga), N. del T.] sobre la que están sentados, protegiéndola. Dos o trescientas personas miembros de corporaciones mundiales controlan la mitad de los recursos del planeta - el valor neto del planeta.

De manera que el secretismo debe comprenderse en el contexto de una crisis geopolítica macroeconómica más amplia, en la que relativamente pocas personas han ido acumulando un poder enorme, y esta situación ha empeorado, no mejorado, desde la era dorada de los albores de la Revolución Industrial. Realmente es peor ahora que en la época de Cornelius Vanderbilt y los Rockefeller. Es peor ahora que antes.

KC: Sí, lo entiendo perfectamente.

SG: Y eso, creo que es... Y así nuestro enfoque, ya que hemos aprendido cada vez más acerca de las razones para el secretismo y los tipos de tecnología que emplean, consiste en que hemos concluido que es muy, muy importante ser capaces de sacar a la luz esos sistemas energéticos – al menos los que denomino de “Nivel Uno”, los que se podrían poner encima de un cajón por aquí... algo del tamaño de una mesita de café. Y yo los he visto.

Por supuesto, verlos es una cosa; ser capaz de mostrarlos y convencer a la gente de que los pongan en circulación es otra. Pero yo los he visto.

Extraen la energía de... algunos lo llamarían campo de energía de punto cero, otros lo llamarían campo de flujo de vacío cuántico... llámeselo como se quiera. Pero en el tejido espacio-temporal que nos rodea hay un enorme potencial electromagnético que se puede canalizar y extraer, y esa es una de las implicaciones prácticas de la desclasificación.

Quiero decir, hay muchas implicaciones. Una es informativa, otra es el contacto diplomático, y otra el tema de la ciencia y la tecnología que pueden transformar el planeta, sacarnos del petróleo, detener el calentamiento global, acabar con la crisis entre ricos y pobres así como con la pobreza en el mundo. Y eso, creo, conecta con mucha gente.

Hay cierto número de personas interesadas en la vida extraterrestre. Hay un número mucho mayor de gente preocupada por el medio ambiente, la crisis energética, la pobreza en el mundo, etc.

KC: Entonces, ¿lo que dices es que te viste impulsado hacia esto último? Porque sé que pones el énfasis en la energía libre de verdad, o eso parece.

SG: No, no es así. No, no, no.

KC: Bueno, parece ser así. Quizá lo he malinterpretado...

SG: No debéis confundir mis prioridades. Dejadme ser muy claro con esto. Tenemos tres programas en marcha de igual calibre -igual calibre- simultáneamente.

KC: Oh, ¿en serio? Está bien.

SG: El número uno es el CSETI, el Centro para el Estudio de la Inteligencia Extraterrestre, que es una iniciativa diplomática interplanetaria, interestelar. Fue la entidad fundacional y aún es el foco principal.

El segundo es Disclosure Project. Se inició como Project Starlight cuando estuve informando al director de la CIA y a los Clinton y a toda esta gente.

Entonces se convirtió en Disclosure Project cuando Clinton dijo: “No lo llevaré a cabo porque acabaré como Jack Kennedy”. Y los congresistas con los que nos reunimos dijeron: “Es un pez demasiado gordo como para pescarlo. No lo vamos a hacer”.

Así que en cierta forma cayó sobre nuestras espaldas. Por ello en 2001 convocamos -para corregir la fecha- el evento de la National Press Conference y el Disclosure Project. Y aquello continúa. Seguimos en ello.

Y el tercer programa es OrionProject.org, cuyo objetivo es buscar personas que entiendan de estas nuevas física y ciencia, de manera que podamos sacar a la luz algunas de las aplicaciones prácticas.

KC: De acuerdo.

SG: Así que esas tres cosas están en marcha con la misma importancia. Tenemos equipos de personas trabajando en todas ellas.

KC: Oh, ya veo.

SG: Yo soy una especie de coordinador o jefe de los tres proyectos, pero están interrelacionados. En realidad son tres caras de una pirámide o algo así... pirámide no, sino tres caras de una entidad y tres facetas que están conectadas entre sí.

KC: Me había confundido. En parte se debe a que...

SG: No, está bien que lo sacases a colación porque un montón de personas sufren esa confusión.

KC: ...recibimos un boletín. El boletín del Proyecto Orión, o como quieras llamarlo, llega a mi buzón de entrada y está, sabes, hablando exclusivamente de todo lo relacionado con la energía libre. O sea, que es una confusión, sabes, pero está ahí, como dices. Es muy interesante saber que continuáis con esos otros...

SG: Sí. Y la gente tiene que entender... Sabes que la gente dice: “¿Qué pasa con la desclasificación?”

Yo les contesto: “Tenemos el testimonio de 110 de estos testigos militares ahí delante. Tenemos DVDs y otros materiales y libros por ahí con miles de páginas de documentos gubernamentales”.

Hemos sacado a la luz esta prueba definitiva y los testimonios, y como consecuencia se ha iniciado a nivel mundial un movimiento de desclasificación en muchos, muchos países, como sabéis.

KC: Mm-hm.

SG: En ese punto, cuando iniciamos la tarea, [sólo] el treinta o cuarenta por ciento del público pensaba que esto era real. Ahora es el ochenta por ciento. En algunos países –en consultas realizadas recientemente aquí en España estaba cerca del noventa y tantos por cien- creen que no estamos solos y que los ETs son reales.

Por eso pensamos que la gran estrategia global para establecer este hecho ya ha ocurrido. Lo que no se ha producido es, al menos en los Estados Unidos, un reconocimiento oficial del asunto y el final del secretismo. Pero esto se debe a un problema complejo al que me dedico entre bastidores, porque ahí es donde está el problema.

El problema está en Majestic. Y el problema está entre los líderes políticos convencionales y el complejo militar-industrial.

Cuando iniciamos este esfuerzo había cerca de un tercio del grupo Majestic que pensaba que lo que hacíamos era algo que podrían apoyar. Ahora es el setenta por ciento. Mientras, el otro treinta por ciento probablemente quieran verme muerto.

Pero el tema es -y son malignos- que hay un setenta por cien de ellos que se están posicionando de verdad. Esto incluye los elementos dentro de Majestic que están en Europa, los que están con los masones, los que están en un montón de organizaciones secretas y que están hartos del secretismo y saben que se acabó, que ya no se puede llevar más lejos este tonto juego de secretismo y poder secreto.

Así que un montón del trabajo que he estado haciendo, y directamente relacionado con la desclasificación, tiene que ver con el intento de arreglar esa dinámica tan altamente disfuncional que no se puede omitir.

No se puede fingir que los leones no están ahí, acechando en la jungla. No hay que rendirse, sino que hay que tratar de educarles y ofrecerles una visión distinta.

Una cosa que le digo a la gente es que los adictos al poder secreto... Kissinger dijo una vez que el poder es el afrodisíaco supremo... luego entonces el poder secreto sería los esteroides y la Viagra y todo lo demás – por decirlo muy directamente.

Y así, uno de los temas cruciales tiene que ver con lo que se puede... No se puede quitar sin más. Hay que dar.

Por ello mi trabajo es procurar darles a estos líderes, tanto a los líderes convencionales como a la gente que está en estos proyectos secretos, una nueva visión –una visión que pueda conducir al mundo fuera de la dirección actual, hacia un camino de paz, seguridad, justicia, energía libre, y hacia una transformación completamente nueva de nuestra civilización sobre este planeta– muy rápidamente.

Porque se nos ha acabado el tiempo, en mi opinión. No creo que tengamos otros cincuenta o cien años para desperdiciar...

KC: Según está ocurriendo, tampoco ellos [los tienen]. Quiero decir, lo que nos dicen constantemente nuestros testigos secretos y la gente expuesta a la filosofía de los Illuminati es que el tiempo se nos acaba, refiriéndose a...

O sea, acabamos de oír de un testigo secreto -y estoy planteándote esto para saber si coincide con lo que sabes- que quedan alrededor de diez meses para que las reservas de alimentos se acaben en el planeta, y que [sólo] quedan tres o cuatro años más de oxígeno.

Quiero decir, no sé si esto se ha calculado al minuto o no, o si es más vago de lo que se me ha contado, o más... Ya sabes, ¿dónde crees que estamos, en el sentido de cómo lo entiendes?

SG: Déjame decirte que hay un montón de... Mi suegro tenía un dicho célebre: “El papel no rechaza la tinta”; y en la era moderna, la pantalla del ordenador no rechaza los dígitos. Así que, en otras palabras, se puede decir cualquier cosa.

Ahora bien, uno tiene que... Mi opinión particular sobre ello es que hay intereses opuestos que procuran emplear cualquier medio del que dispongan para proporcionar un paradigma concreto, el cual resulta ser altamente apocalíptico. El eje apocalíptico en Majestic es muy poderoso.

Recuerdo una reunión con un miembro de una familia real europea allá por los noventa, y su único propósito al financiar a los investigadores de abducciones (y sé quiénes son, todos los de la línea convencional) era que sacaran la información al público de forma que éste aprendiera a odiar lo bastante a los alienígenas para que así pudiéramos tener una guerra interplanetaria, lo que significaría el Armagedón que precipitaría el retorno de Cristo.

KC: Sí, ya hemos oído esto.

SG: O sea, que era una perspectiva [de tipo] Opus Dei muy específica y eso es lo que de verdad mueve... Es como Ahmadinejad en Irán diciendo que, bueno, estaría bien si fuéramos a una guerra nuclear contra Israel porque así forzaría al Decimosegundo Imán -que es el retorno de su Cristo- a volver a Irán.

KC: Claro.

SG: Así que esta perspectiva apocalíptica de "acabemos con el mundo" es...

KC: Entonces lo que realmente dices... Para ir de una vez al grano, dices que el testimonio de este hombre, del que cité “cerca de 10 meses, y cuatro años”, lo cuenta así básicamente porque le han programado los controladores, en cierto sentido.

SG: Bueno, es una visión alterada de la realidad. En otras palabras, sí, estamos encaminados hacia una crisis. Sí, estamos caminando hacia un hiato -si lo puedo llamar así- en la presente situación.

Pero lo que ellos no entienden es que es el fin de una época y el principio de otra. No es el fin de la vida sobre la Tierra. No va a ser el final de la raza humana sobre el planeta. Todos estos son...

KC: Estamos completamente de acuerdo con eso.

SG: Esto es... Y así la conjunción de ciertas tradiciones espirituales mal interpretadas, ya sean del Libro de las Revelaciones o de donde sean, o del calendario Maya y 2012, ha creado esta suerte de supercamión apocalíptico – el cual es muy cienciológico, muy de tipo Majestic, y a su vez tiene un montón de conexiones ocultas con la filosofía de por qué el secretismo ha continuado como lo ha hecho.

Este es uno de los ejes principales de por qué el secretismo ha continuado. El otro es el tecnológico, el dinero y el control, el control macroeconómico del planeta.

Mi idea para el público es que... Por ejemplo, llevo en esto 19 años y he tenido... Ya saben, si se es alguien que informa al director de la CIA es que se tiene un buen acceso, y de eso hace 16 años. Mi familia puso al primer hombre sobre la luna. Por tanto he tenido acceso a personas implicadas en proyectos secretos durante gran parte de mi vida.

Por ejemplo –y ya sé que probablemente vamos a estar en desacuerdo porque he leído lo que escribiste en tu blog tras mi charla de anoche- hay gente que ha sido expuesta a lo que se quería que vieran. Bob Lazar fue uno de ellos, y uno al que permitieron hablar después.

Entonces la pregunta es: “¿Qué plan se oculta tras esa permisividad?”.

Me he encontrado con más de una docena de personas que han trabajado en Dulce, y en Pine Gap en Australia, y en otros sitios donde se han estado cultivando las especies gris y reptiliana que la gente cree que son ETs.

Y las personas que han estado en los proyectos creen que están trabajando junto a un alienígena -y no es así. No son nada más que lo que se denomina “nano-bio-máquinas” y son Formas de Vida Programadas [PLFs]. No hay duda de que esto está ocurriendo.

Así que la gran pregunta es: si alguien se te presenta con sólo una observación empírica, ¿qué es lo que está viendo realmente?

Ahora voy a saltar a un tema incluso más controvertido.

Tenemos alguna gente en Lockheed, y otro programa... No puedo decir dónde pero es en el sur en una instalación subterránea, y su jefe científico es alguien a quien conozco muy bien.

Han desarrollado sistemas electromagnéticos con los que pueden poner a alguien en cierto estado, y pueden entrar -y esto se convierte en una discusión cosmológica, compleja- en un campo astral más bajo, o más denso. Y habrá quien denomine a esto demoníaco.

Mediante esta electrónica pueden ver seres y criaturas, y generarlos en tres dimensiones y materializarlos en carne y hueso.

Por ello muchas de estas cosas que la gente ve no tienen nada que ver con lo interestelar ni con lo extraterrestre.

Así que cuando digo... cuando hablo de civilizaciones extraterrestres que a su vez tienen capacidades transdimensionales... No se puede atravesar el espacio interestelar a la velocidad de la luz, ni más lento.

KC: Cierto.

SG: Pero hay un empacho cosmológico en la ufología y en la desclasificación que me parece desconcertante, porque están mezclando lo interdimensional con lo extraterrestre y con los PLFs, que son Formas de Vida Programadas, hechas por el hombre.

Se pone todo esto junto como si fuera la misma cosa, y no lo es. Es, por desgracia, mucho más complejo. Esto es exactamente lo que...

BR: También estamos de acuerdo en eso. Es muy complejo.

SG: Esta es la razón de que Martin Cannon, a finales de los ochenta, recopilara una colección de 2.000 notas al pie que probaba la implicación militar humana en las abducciones, y que las criaturas que se estaban empleando no eran ETs... No hubo tal alianza entre Majestic y estos ETs. Los ETs ni se molestarían en tratar con ellos.

Ahora bien, yo digo que son alienígenas, aunque no son extraterrestres. ¿De acuerdo? Y ahora nos metemos en... y algunos dirán que soy un listillo. No lo soy, porque son unas criaturas muy extrañas. Algunas de ellas incluso... Voy a dar un paso más.

Todos han oído hablar de Roswell, y todos han oído que ha habido ciertos sistemas de armas electromagnéticas con los que se ha intentado y conseguido derribar vehículos interestelares... con una no muy buena tasa de mortalidad al principio. –Odio la expresión tasa de mortalidad. Es horrible. Pero se ha hecho cada vez más eficiente desde el SDI [Strategic Defense Initiative: Iniciativa de Defensa Estratégica o Star Wars: Guerra de las Galaxias. N. del T.], y desde los noventa, particularmente durante los últimos cinco o diez años.

Lo que ocurrió, no obstante, en el pasado... Tenían bastante material muy básico. Y, por supuesto, teníamos cosas como el Experimento Filadelfia, el cual no tuvo lugar en Filadelfia. Ocurrió en Rhode Island. Aquello sólo fue una fachada... este es otro tema en sí mismo.

Pero eso fue en los cuarenta. Había electrónica muy avanzada que ya estaba en uso. Y en el momento en que los extraterrestres aparecieron cuando detonábamos armas nucleares, fuimos capaces, en Roswell, en el único escuadrón de bombardeo nuclear, de configurar una de estas armas acoplada a una cúpula de radar, lo que provocó el derribo de ambas naves.

KC: Cierto.

SG: Había cuerpos dentro. Algunos estaban vivos, y yo tengo un testigo que rescató en persona a uno de los supervivientes ya en 1950-51 aquí en Virginia, no lejos de donde yo vivo, en Camp Pearry [deletrea] P-E-A-R-R-Y, una instalación super-secreta. [Nota del editor: Greer se refiere a Camp Peary, un centro experimental de entrenamiento del Ejército cerca de Williamsburg].

Lo que es interesante es que el material genético procedente de alguno de aquellos cuerpos se ha clonado sucesivamente, a partir de unas cuantas especies diferentes.

Y, sabéis, tengo una hija que es doctora en neurología y genética por la universidad más prestigiosa del mundo.

Lo que he hecho es observar esta especie de... El estado actual de la neurología en el mundo no clasificado permite, si se desea, tomar células de un ser humano y clonarlas. Con toda certeza.

BR: Claro.

KC: Sí.

SG: Ahora imaginad lo que ha habido en el mundo clasificado, porque estas eran las personas que... Estos eran los seres humanos que descendían espiritualmente de Mengele y los nazis, Wernher von Braun y el operativo completo.

KC: Te refieres a los científicos.

SG: Los científicos a quienes insertaron en estos proyectos secretos, y que estuvieron en la fundación de la CIA y en el programa espacial inicial. De ahí los programas altamente compartimentados que se ocupan de este tema...

KC: Sí.

SG: Lo que pasa es que todos hablan de la antigravedad y de esto y aquello, pero se olvidan de los enormes progresos que se han producido entre principios de los cuarenta y hoy día, en genética y bioingeniería y neurología.

Todo ello se ha puesto en práctica a fecha de hoy para crear estas criaturas de las que la gente opina: “Oh, es un extraterrestre”. Yo digo: “¡NO es un extraterrestre!”.

De modo que han vuelto todo el tema muy confuso para que la gente se convenza de que hay aliens buenos y aliens malos.

Y, si caemos en esa mentalidad de “indios y vaqueros”, pueden dividir a la raza humana metiéndola en otro estado de guerra más que completará el plan Majestic nacido en los cincuenta, y que nos llevará, como dijo Douglas McArthur en su último discurso ante el Congreso, a la guerra interplanetaria, la III Guerra Mundial que ellos desean.

KC: Cierto.

SG: De manera que la mayor parte de la ufología de consumo –diría que más del noventa por ciento- lleva incorporado este mensaje y esta información y estas imágenes, para los fines del proyecto Majestic. Pero, creo que la gente lo hace de forma completamente inocente porque...

KC: Cierto.

BR: Aquí quiero plantearte una cuestión directa porque esto es personal, y no he dicho esto ante la cámara con anterioridad. Así que allá vamos. Yo soy un abducido, y soy montañero. Me abdujeron sacándome de la tienda de campaña en diciembre de 1981, en el Himalaya en las laderas de Makalu, lo que es Nepal en la frontera con Tibet. Y aquello no lo hicieron los militares.

Se hizo en diciembre, en invierno en el Himalaya. Me sacaron de la tienda, flotando sobre el glaciar en medio de la noche y a cuarenta grados bajo cero. No eran militares los que lo hicieron. No podrían hacerlo.

SG: No estoy afirmando que todo contacto haya sido militar. Estoy siendo muy específico. Digo que hay suficiente... Veamos: Si tienes una pepita de oro y vuelcas un cubo lleno de pirita sobre ella...

BR: Claro.

SG: ...y nadie lo analiza. Entonces la pregunta es: “¿Qué parte es extraterrestre, qué parte es interdimensional...”

KC: Exactamente.

SG: “...qué parte está manufacturada? ¿Y qué parte es una mezcolanza, donde la gente..?”

Y aquí lo voy a complicar un poquito más. Hay gente que ha tenido contacto extraterrestre y cuando estos proyectos secretos se enteran les convierten en candidatos para una abducción, de manera que su paradigma y su percepción del asunto se vuelven confusos. Esto es...

KC: Vale. Creo que lo que pasa aquí... Sabemos de este nivel del que hablas. Sabemos de todas estas dimensiones diferentes porque básicamente hemos... (“dimensiones” – no dimensiones, sino “dimensiones de este argumento”.) ...porque distintos testigos secretos nos han expuesto a estos niveles, ¿de acuerdo?

Pero pienso que, si tenemos un desacuerdo, no es total, ¿sabes? No es una cuestión de “o lo uno o lo otro”, sino más bien de “¿cuánto?”, de porcentajes, como tú dices.

Más bien sería: ¿Hay, en algún momento, abducciones relacionadas con ETs que realmente sean abducciones de ETs -¿correcto?- y llevadas a cabo por un determinado grupo de ETs? ¿Existe un elemento militar implicado, y forma eso parte de la mayoría de los casos? Altamente probable, ¿no?

¿Pero es que única y exclusivamente hay ETs buenos? Creo que cuando esto se extrapola es donde me encuentro con un problema.

SG: Creo que el problema está en la caricatura de...

KC: Porque pienso que es, filosóficamente, un problema de visión limitada de la realidad.

SG: No, creo que el problema es una visión maniquea que necesita dividir especies enteras en buenos y malos. Esto es precisamente lo que hizo Hitler al decir, ya sabéis, los judíos son malos y sucios y son esto... Creo que debemos tener mucho cuidado...

KC: No creo que sea necesario tenerlo tanto mientras se trate del conjunto... Quiero decir, hablamos de universos. ¿Correcto? Hablamos de multitud de especies que van más allá de este sistema solar, ciertamente...

SG: Oh, conozco muy bien todo eso.

KC: ...y hablamos de vida en general, cierto, así que...

SG: Pero la idea es que...

KC: No creo que podamos quedarnos aquí y hacer una declaración como la que te oí decir ayer en el estrado, algo como: "No hay ETs malos". Quiero decir, qué absurdo.

SG: No, pienso que se podría decir que no hay indicios de que el planeta haya sido invadido por civilizaciones hostiles –es la palabra que usé- que tengan intención...

KC: Hasta ahora, según tú; no lo has... en otras palabras...

SG: No se puede probar una negación. Es axiomático. Lo que puedo decir...

KC: Bueno, entonces tenemos un problema. [risas]

SG: No se puede probar una negación.

KC: En otras palabras, esa es la idea.

SG: No, no. Pero es la idea. No se puede probar una negación, pero lo que sí se puede hacer es actuar con las pruebas que se poseen.

Uno de los conjuntos de pruebas que tenemos gracias a CSETI, el cual ha dado la vuelta al mundo y contactado con miles de personas de todo el mundo... Nunca hemos tenido un incidente en el que alguien haya sufrido daño. Nunca nos ha ocurrido nada parecido ni nada que haya asustado o herido a nadie del equipo de contacto.

Por otro lado, hemos tenido miembros de nuestro equipo que han sido el blanco de abducciones militares relacionadas con la psicotrónica, incluyéndome a mí mismo.

KC: Cierto. Estoy de acuerdo.

SG: Así, lo que debo hacer es actuar con los indicios que poseo. También sé que existe lo que llaman la escenografía, según un documento que poseo del ISS [Instituto de Estudios Estratégicos], y que habla de la puesta en escena de abducciones por su valor como arma psicológica, porque ayuda a crear una visión del mundo maniquea de tipo nosotros contra ellos, una visión que redundaría en beneficio del complejo militar-industrial. De modo que esto es una lógica muy circular.

Supongo que lo que estoy diciendo es que uno debe ser muy cauto al decir: Este grupo es malo, este grupo es bueno, si luego se va a meter en temas de desclasificación y contacto.

Somos buenos y somos malos. Y ya estamos cayendo de nuevo en israelíes contra palestinos, judíos contra cristianos, musulmanes contra lo que sea...

KC: Vale, pero nosotros no vamos por ahí...

SG: Pero si dices que hay aliens malos que trabajan con un gobierno secreto, entonces...

KC: La expresión correcta es “servicio a los demás” contra “servicio a sí mismos”, y eso en esencia es también una cuestión de grado. Así que la palabra no es realmente “bueno”. Cualquiera...

SG: Pero no se puede juzgar. Lo ves, aquí está el problema.

KC: Bueno, ninguno de nosotros puede. Ese es mi argumento.

SG: ¡Bueno, ese es mi argumento!

KC: Es una cuestión de grado.

SG: Y creo que antes de que alguien se deje llevar por la idea de que ¡El cielo se nos cae encima!, y promovamos la visión global maniquea de aquí están los del servicio a los demás y aquí los que son egoístas... Diría que hay algo de iluminado autointerés por todas partes.

KC: Cierto.

SG: Y llevemos esto un poco más lejos. Digamos que estas civilizaciones...

KC: Especialmente los invasores.

SG: ¿Los quién?

KC: [risas] Si hay una raza invasora, entonces el autointerés iluminado será el modelo predominante con el que operarán, ¿no?

SG: Bueno, tienes derecho a decir esto. Creo que estás...

KC: Estoy sugiriendo. Sólo estoy... Mira, hasta que ocurra de verdad...

SG: A ver, ¿dónde han invadido? ¿quién ha sido invadido? Y aquí está el...

KC: Hay pruebas. En otras palabras, puedes encontrar pruebas para ambos lados de la cuestión.

SG: Bueno, pero definirlo como una invasión... Qué pasa si hay un grupo interestelar que tiene distintas... Elementos distintos entre ellos tienen distintas funciones. Por ejemplo...

KC: Cierto.

SG: Vale, voy a llevar esto un poco más lejos. Hay un grupo que tiene una función muy específica. Se puede denominar como la función Arca de Noé, porque este planeta está sometido a una tremenda presión medioambiental. Estamos perdiendo miles de especies y plantas y animales.

He hablado con gente sobre el aterrizaje de Provenza, sobre esta nave ET en un campo de lavanda, y ahí tienen a estos pequeños ETs recogiendo lavanda. Suena a chiste. ¿Qué hacían?

BR: Exactamente como en la película, sí.

SG: Sin lugar a dudas ocurrió y dejó trazas físicas. Ocurrió de verdad. ¿Podría haber un proyecto del genoma humano que intenta proteger al genoma humano y un proyecto genoma de Gaia, la Tierra?

Podrían estar sucediendo todo tipo de cosas que están fuera de nuestra capacidad para decir: “Eso lo llevan a cabo gente egoísta e invasores. Y eso otro lo llevan a cabo los buenos”.

KC: Exactamente. Sí.

SG: Creo que esa clase de dicotomía y dualismo que leo en tu blog es el guión exacto que Majestic quisiera hacer creer a la gente para que apoyen la guerra interplanetaria. Creo que hay otra...

KC: Sí. Pienso que sentir paranoia por la guerra interplanetaria per se, y esa situación, es digno de admiración, de acuerdo. En cierto modo entendemos que estás siendo sincero cuando afirmas No nos perdamos en las polaridades. ¿Correcto?

Pero lo que no queremos hacer es analizar esta escena, esta situación, y las realidades que están ahí fuera, y afirmar que hemos llegado a una posición definitiva en la que decimos: Sólo hay ETs buenos.

Déjame contarte por qué es peligroso también, porque lo que hace es dejar a la gente, seres humanos, y posiblemente a la humanidad en general, en una posición vulnerable. Y así se ponen a seguir al ET como al Flautista de Hamelín vaya adonde vaya.

SG: No. Siempre lo he dicho, y por desgracia no has leído mis libros y demás cosas, pero...

KC: Sí que lo he hecho.

SG: Bueno, pues he dejado muy claro que hay dos cosas igualmente peligrosas – la deificación de estos visitantes o su demonización.

KC: Exactamente.

SG: Ambas son igualmente peligrosas, y sostengo esto desde los años noventa.

KC: Entonces coincidimos. Pero lo que dijiste en el escenario no fue eso.

SG: Ni los deifiqué ni los demonicé. Mi idea es que vivimos juntos en un universo; vamos a tener que convivir en ese universo.

KC: ¡Desde luego!

SG: Las soluciones no pasarán por insultarse mutuamente y todo eso de: “Somos mejores que vosotros” y “Esos están al servicio de sí mismos y esos al servicio de los demás”.

Creo que tenemos que ver esto con una perspectiva mucho más amplia, y no me refiero sólo a la Tierra, sino que el cosmos entero está atravesando un momento cuántico.

KC: Cierto, eso es verdad.

SG: No es sólo un momento de la Tierra. Es un momento universal...

KC: De acuerdo.

SG: ...cuyo valor fundamental es la paz universal, es su valor esencial. Y asimismo es verdad...

KC: Lo ideal sería...

SG: ...que a las civilizaciones interestelares no se les permite abandonar su biosfera hasta que llegan a un pacto por la paz. Y...

KC: Eso es una presunción.

SG: Está probado, porque si estas civilizaciones...

KC: De ningún modo. Nada está probado en este planeta hasta ese nivel de sofisticación. No hay modo de...

SG: Bueno, si estuvieran aquí y fueran invasores y fueran hostiles, no hubieran esperado que tuviéramos la clase de armas que tenemos hoy. Hubieran clausurado definitivamente esta civilización en 1945.

KC: Al contrario... quiero decir, tenemos que ponernos en la perspectiva sociopolítica de lo que significa ser una cultura extraterrestre que viaja por el espacio en busca de planetoides o planetas, construyendo nuevos entornos, y lo que hacen luego con ellos.

En cierto modo, se puede tomar la Tierra como un microcosmos y comparar ¿Cómo fue la cosa cuando empezamos a conquistar los distintos continentes...

SG: Sí. Pero mira, este es el verdadero problema...

KC: ...y cuál fue el modelo? Luego nos vamos al espacio e igualmente tendremos que averiguar...

SG: Es un problema enorme. Estás haciendo una proyección antropocéntrica de las civilizaciones interestelares..

KC: Como es arriba, es abajo. En otras palabras...

SG: Bien, es así en tu creencia. Aunque pienso que estás totalmente convencida.

KC: Todo lo que digo es que somos parte del universo y no se puede eliminar... Y no hay una decisión definitiva, final en este sentido. Estás haciendo pronunciamientos categóricos.

SG: ¿Tú crees que han viajado ya entre estrellas con los proyectos secretos?

BR: Sí.

KC: Definitivamente.

SG: No lo han hecho.

KC: Tenemos pruebas de que sí lo han hecho.

SG: Bueno, me encantaría ver cómo lo probáis.

BR: No tenemos pruebas, pero en mayo de 2001 tú mismo dijiste que tenían capacidades superlumínicas.

SG: Sí.

BR: ¿Y qué hemos hecho con ello? ¿Ir a Plutón con capacidades superlumínicas? Sólo lleva cinco segundos.

SG: No, porque no se nos permite usarlo. Pero sí hay algo que... Estaremos en cuarentena en este planeta hasta que seamos pacíficos. Esta es la razón, si os fijáis...

KC: Existe la teoría de que estamos en cuarentena.

SG: No. La cuarentena existe. Fijaos en lo que dijo Neil Armstrong después de...

KC: ¿Por qué? ¿Porque un ET te lo ha contado? Quiero decir, en serio, vamos al fondo del asunto. Estamos en contacto con razas diferentes...

SG: Bien, volvamos al encubrimiento con lo que se le oyó decir a Neil Armstrong. Está en el libro de Timothy Good, Above Top Secret. Lo podéis leer.

BR: Sí.

SG: Y estoy seguro de que lo habéis leído.

KC: De lo que estás hablando es de un astronauta controlado mentalmente. Me vas a dar testimonio procedente de un astronauta controlado mentalmente.

SG: No, no.

BR: Escuchemos a dónde quieres llegar. Me interesa.

SG: Dijo que cuando... Básicamente nos advirtieron de que no fuéramos a la luna, y por eso dejamos de hacerlo.

KC: Y yo creo en estas advertencias. Ha habido indicios de que nos advirtieron de que no fuéramos a Marte porque ciertas naves nunca consiguieron llegar, las derribaron, desaparecieron, tuvieron problemas técnicos que la NASA no ha explicado.

SG: Bueno, y uno puede darle un giro xenófobo a eso. O se puede pretender que quizá existe un orden cósmico más sabio que afirma que, hasta que una civilización no alcance cierto nivel de civismo para la civilización, y de paz, no se le permita viajar entre las estrellas; que el billete de entrada es la paz. Y yo creo que esa es la situación.

KC: Vale, yo entiendo que esa es tu teoría.

SG: No, no es mi teoría. Es lo que los indicios... No es así cómo empecé. Es lo que considero cierto a partir de los testimonios de muchos testigos distintos, y de la observación del conjunto y la precisa...

KC: Pero los testimonios de nuestros testigos podrían contradecir todo eso. Y entonces ¿qué haces?

SG: Bueno, de acuerdo, me gustaría hablar con ellos.

KC: Sí, claro, y a lo mejor tendríamos que comparar apuntes. Sabes, en serio, para ser honesta contigo, esto es valioso, porque lo que ocurre, para bien o para mal, es que ambos estamos ahí fuera. Ambos estamos investigando estos temas y son temas abiertos. Ciertamente, la información se ha...

SG: Lo son. Aunque creo que es de bastante poca ayuda el que vayas y digas en un blog que lo que yo hago y digo es siniestro.

KC: Pero si yo dije que era...

SG: Creo que jamás, sabéis, nunca he dicho nada que os perjudicara.

KC: Es insidioso. Es insidioso porque...

SG: Es insidioso y esto y lo otro.

KC: ...deja a la Tierra vulnerable...

SG: Y yo opino que este es exactamente el tipo de tema, y voy definitivamente a... Oye, me habéis invitado a una entrevista.

KC: Claro.

SG: Os estoy concediendo una entrevista. Si no queréis dejarme hablar pues no me dejéis.

KC: Tú eres el que no deja hablar.

SG: Pero si yo os estoy diciendo... Que me estáis entrevistando. Es decir, que...

KC: [risas] Es mutuo. Verás, es que no lo sabes y siento que no tuviésemos tiempo para contarte nuestra filosofía de cómo llevar una entrevista, pero creo recordar que te avisé...

SG: Obviamente queréis un debate.

KC: ...de que tenemos diferencia de opiniones.

SG: Tenemos diferencia de opiniones, y está bien, pero creo que lo más peligroso tiene que ver con... Veréis, todo el mundo tiene información parcial.

KC: Cierto.

SG: Empezar haciendo juicios indiscriminados que son negativos... Y podríais decir: Bueno, no son negativos. Sólo decimos que estos se dedican al servicio propio contra los que se dedican a servir a los demás, y pintarlo como más os guste.

Pero si seguimos por ese camino ya estamos creando un nuevo “nosotros contra ellos” cosmológico, y eso, en la Tierra de los últimos diez mil años, es la absoluta recapitulación de lo erróneo. Creo que podemos hacer algo mejor. Creo que tenemos que aprender a considerar estas cosas...

Y digamos que es correcto todo lo relativo a vuestra filosofía y a cómo véis este tema. Para ser correcto al cien por cien, aún diría que el camino de la sabiduría es la educación...

KC: Por supuesto.

SG: ...elucidar, relacionarse en paz, estados de consciencia más elevados - todo esto.

BR: Sí.

SG: No creo que consista en calificativos, llamarse cosas, lo que vosotros hacéis. Eso es precisamente lo que ocurre en el frente diplomático y entre naciones terrestres, y creo que tenemos que tener mucho cuidado de no meternos en esa especie de proyección antropocéntrica del presente estado dual de la condición humana sobre estos visitantes. Creo que debería ser mucho más difícil hacer ese tipo de afirmaciones.

Pero, si seguimos ese camino, lo que estaremos haciendo es cargar el bagaje de la antigua era sobre este momento de cambio, este momento embrionario, en el que tratamos de hacer una transición hacia una nueva civilización – cuyo valor esencial será la paz universal.

No creo que vayamos a entrar en un período de sistemas planetarios competidores y en guerra. Creo que eso –todo ello– es el punto de vista cienciológico y el de muchos apocalípticos.

Creo que realmente vamos a pasar a través de una transformación cuántica global e interplanetaria que dejará esto muy claro en los próximos años, si no meses.

Creo que falta muy poco para saber cuánto tiempo tendremos antes de esta gran transformación.

Y creo que otra cosa sería decir... Yo le diría a la gente: "Si existe una civilización que está aquí por su único y puro interés egoísta, y no tiene ni un ápice de altruismo o preocupación por la humanidad o la Tierra, esos son los primeros seres con los que quisiera reunirme."

Y llevo años diciendo esto, porque se necesita más iniciativa diplomática con Corea del Norte e Irán y China, que la que haría falta con Gran Bretaña si se es estadounidense, digamos. Así que es...

KC: Desde luego, pero no se puede negar la potencialidad...

SG: No hay negación en ello. No soy ningún tonto optimista. Y representarme como si estuviera en negación... No estoy negando nada. Sólo digo que...

KC: Bien, yo... Espera, espera, espera. Lo estás personalizando y no es nada personal. En otras palabras, lo que he dicho es que yo no me refería a ti. Yo he dicho...

SG: Jan puede pasarme lo que escribiste en el blog. Ahora te enseño lo que escribiste en el blog.

KC: Disculpa. Dije que lo que habías dicho en el estrado era insidioso porque lo que haces es dejar, de nuevo, a la humanidad... Mira, pongámonos de acuerdo en esto...

BR: Es despistar de verdad.

KC: Ambos amamos...

BR: Es despistar de verdad.

SG: [a Bill] [incomprensible].

BR: Eso es despistar.

KC: Ambos amamos a la humanidad. Ambos estamos aquí para asegurarnos de que pasamos a la siguiente era. ¿Correcto?

SG: Cierto.

KC: Y podemos decir que tenemos un objetivo común, en ese sentido.

SG: Definitivamente.

KC: Cuando digo que eres insidioso no estoy diciendo que tú personalmente seas insidioso. Lo que digo es que lo que afirmas lleva a un estado insidioso de las cosas si la gente que está ahí fuera queda desarmada y completamente vulnerable y permite, como dije, que los ETs conquisten “la soberanía” de la Tierra y de la humanidad para desarrollarse...

SG: No tiene nada que ver... Nunca he sugerido nada de eso.

KC: ...por si mismos. Pero tiene relación con lo que dices cuando dices: "Todos los ETs son buenos".

SG: Son tus conclusiones sobre ello.

KC: Cuando empleamos las palabras bueno y malo... Seamos honestos, estamos usando las palabras bueno y malo porque tenemos que usar un lenguaje y lo estamos haciendo de un modo simplista...

SG: Así es.

KC: ...para abarcar un amplio espectro de lo que significa ser bueno, filosóficamente, y lo que significa ser malo, filosóficamente. No somos ingenuos, y no estamos planteando esto como si fuera blanco o negro, así que no caigamos en eso.

SG: Tenemos que tener mucho cuidado porque se cae en eso muy rápidamente. El lenguaje cae en ese paradigma muy, muy rápidamente.

KC: Claro, y puede llegar a confundir. Lo tengo en cuenta.

SG: Y yo creo que estás confundiendo, y también creo otra cosa: que eso es muy peligroso. De ningún modo estoy sugiriendo que los seres humanos se desarmen. Todo mi mensaje gira en torno al fortalecimiento de los seres humanos, no sólo en consciencia, sino en organización y en cualquier otro aspecto.

BR: Estamos de acuerdo.

SG: Y más aún, dijiste que debemos estar armados. Vale, sí. ¿Armados con qué? Creo que el conocimiento...

KC: Esa es la otra discusión. Podemos hablar... Eso es lo espiritual.

SG: Es lo espiritual, y este es el propósito principal de CSETI.

KC: El conocimiento es cuestionar constantemente. Lo que no estamos postulando aquí son respuestas, sino más bien: “Sigamos explorando”.

Y en ningún momento decidimos que “todos los ETs son buenos” porque de repente tenemos un paradigma que dice: "No se puede abandonar el planeta más allá de cierto punto a menos que creas en la paz y a menos que hayas alcanzado cierto nivel de civilización".

Eso significa que estás ahí para el bien, el bien total, y en consecuencia eres mejor que la humanidad. Hay una especie de implicación subyacente.

SG: ¿Y cuál sería tu alternativa? ¿Conflicto con los que no son buenos?

BR: No, eso es polarizarlo de una manera inadecuada.

KC: Es un modelo de universos, múltiples dimensiones, que es más complejo.

BR: Tú lo estás polarizando.

SG: ¿Cuál es tu respuesta entonces?

BR: Mi respuesta...

SG: ¿Cuál es vuestra respuesta a estos que están al servicio de sí mismos?

KC: Es complejo. Es más complejo...

SG: Estos que véis...

KC: No hay límites. Continúa.

BR: De acuerdo. Mi respuesta a esto es coincidir contigo en que es una situación muy compleja y pueden existir planes extraterrestres que no somos capaces de comprender. Así como el granjero entiende al granjero, pero no lo que hace el cirujano veterinario. ¿Entiendes?

Si uno se acerca a un animal salvaje porque quiere darle algo de comer, el animal salvaje se va a ir corriendo porque no confía en el ser humano.

SG: Cierto

BR: Hay tantos aspectos diferentes en esto que sería muy presuntuoso creer que los comprendemos. Pero mi idea es que es peligroso... Y ni siquiera digo que sea una maniobra de diversión deliberada, sino que creo que ha sido...

Personalmente creo que ha sido una maniobra de diversión para hacer creer a la gente, aprovechando la autoridad que tienes en la comunidad OVNI, que si alguien sintiera que todos... que creer otra cosa que no sea "Todos los ETs son amistosos", ¡les convierte de algún modo en colaboradores de los Illuminati!

Esa es una polarización que no es cierta. No estamos de acuerdo con ella, ¡de ningún modo! Creemos que existe una gran categoría de casos posibles que, sin lugar a dudas, incluye algunos ETs que sí son amistosos.

KC: Desde luego.

BR: Yo he conocido a algunos, personalmente.

SG: Bien.

BR: Ni siquiera creo que mi abducción fuera malintencionada. Creo que fue un programa de algún modo intencionado para provocar algo que estoy haciendo ahora. Posiblemente tú hayas tenido una experiencia paralela.

Pero lo que no sé es lo que está pasando. Me encantaría apuntarme a la tendencia que estamos discutiendo, porque no creo que quisieran hacerme daño alguno. Pero más que seguro que no eran militares. No fue una operación militar.

SG: No, pero mi idea es... Esto es lo que he dicho.

BR: Pero no sabemos estas cosas con seguridad. No sabemos...

SG: Mi argumento es que no hay pruebas de que estos visitantes sean hostiles...

BR: Perdón. Dame veinte segundos, ¿vale?

KC: En realidad, hay...

BR: Pero no sabemos –espera–. No lo sabemos, pero tú tampoco. Y no deberías afirmar que sabes si no lo sabes. Ese es mi argumento.

SG: Bueno, en realidad...

KC: Sí, vayamos al punto en el que, sabes, el hecho es...

SG: Estoy diciendo que hay...

BR: ...irresponsable porque no se sabe, y tú pretendes que sabes...

KC: Exactamente.

BR: ...y estás centrando la atención en tu posición de autoridad en la comunidad OVNI y eso es irresponsable. Estás liderando a personas que se alimentan de tus palabras, y no deberías hacerlo. Deberías ser muy...

SG: No, no soy irresponsable de ninguna manera. Intento hacer esto muy responsablemente...

BR: Bueno.

SG: ...porque sé lo que se pone en juego si se lleva a la gente al pánico y a la polaridad y la dualidad.

BR: Pero nosotros no estamos haciendo tal cosa.

SG: Y esta es totalmente la impresión...

BR: Y tú das la impresión contraria, al decir: "No se preocupen por nada en absoluto".

SG: No, no.

BR: ¡Y eso es igualmente malo!

SG: No digo: “No se preocupen”. Digo que... Dejadme que os diga...

BR: Vale.

KC: Por qué no iluminar la consciencia sin más.

SG: ¿Me dejáis contestar o qué?

BR: Hazlo. Adelante.

SG: Es tan extenso...

KC: [risas] Creo que lo estás contestando. Creo que [ya] has estado contestando, pero sigue.

SG: ¿Lo he hecho? Porque no, todavía no habéis escuchado mi respuesta. Mi respuesta es lo que digo de manera consistente, que no hay pruebas de que sean hostiles y que tengamos que estar en una situación armada, en una situación de Guerra de las Galaxias SDI. Y que llevar esto así es lo último que deberíamos hacer.

BR: Coincido con eso.

SG: Así que, tanto si...

KC: [incomprensible]

SG: Déjame acabar.

BR: Espera un momento.

SG: No puedo decir que haya... No se puede probar una negación. Lo he dicho ya tres o cuatro veces. Puedo basarme en las pruebas que he visto. Más aún, puedo basarme en la experiencia tras 19 años, de miles de personas en las expediciones del CSETI y en las experiencias que hemos tenido con estos visitantes... ninguna de las cuales ha causado miedo, ni ha sido negativa, ni invasiva. Nada de eso.

Lo otro que debo decir es que si fuera cierto que hay civilizaciones dirigidas al interés propio y estuvieran colonizando e invadiendo distintos mundos o planetoides o lo que sea, viajando por el cosmos, entonces yo diría que esas son las civilizaciones con las que debemos encontrar una forma de acuerdo. Y esto no va a ser con un arma láser o con un arma de pulso electromagnético.

BR: Cierto.

KC: Creo que estás cambiando de tema. Quiero decir, tengo que intervenir aquí...

SG: Déjame acabar. No he acabado mi contestación.

KC: Estás pasando a la Guerra de las Galaxias apoyándote en que hemos dicho que puede haber ETs cuyo paradigma está basado en el interés propio.

SG: Bueno, pero demos un paso atrás en lo humano por un instante y veamos esto con los ojos de... Digamos que hay una civilización como la que describís.

BR: ¿Qué civilización estamos describiendo?

SG: Esos que vosotros creéis que no están dedicados al servicio de los demás, sino al servicio de sí mismos.

BR: Creemos que pueden existir planes que no redundan necesariamente en nuestro interés. No es una posición polarizada.

KC: Cierto.

SG: Cierto. Pero digamos que ése es el caso...

KC: Y tampoco significa que queramos pegarles un tiro en la cabeza.

SG: Vale, pero digamos que es así. No creo que sea cierto pero me puedo equivocar. Es posible, quiero decir. No pretendo saberlo todo. Puedo equivocarme.

Pero digamos que es cierto. ¿Que podría haber instigado algo así?

Ahora vayamos cien años atrás. Estamos en la época de los carros de caballos y de los rifles y esas cosas. Mi abuela, que nació en el Sur a finales de 1800 en la era posterior a la reconstrucción, vio a su hijo diseñar el Módulo Lunar, poner al primer hombre en la Luna, y ahora su nieto hace lo que yo hago.

Hemos pasado de los carros de caballos a la capacidad de viajar a las estrellas y la antigravedad, la desmaterialización y las tecnologías transdimensionales, desde la pólvora y las primeras etapas de la Revolución Industrial. Al mismo tiempo hemos pasado de los rifles y las ametralladoras a las armas termonucleares.

¿Es una coincidencia que esa especie de caja de Pandora que se abrió cuando comenzamos a detonar armas termonucleares fuera porque estábamos teniendo un efecto más allá de la Tierra, transdimensionalmente?

¿Es posible que vieran la trayectoria en la que nuestra civilización estaba, estos que pensáis que puedan no desear nuestro bien, puede que nos vieran en una trayectoria que –si continuara así– nos llevaría a su vecindad portando armas de destrucción masiva, con nuestra imparable tendencia simiesca hacia la guerra y esas cosas?

Por eso, intento decir que miremos esto sólo por un momento con otra perspectiva que no es humana, si podemos. Es muy difícil porque somos humanos. Creo...

KC: Conocí a Robert Salas. Vio esa nave volando, ¿correcto? En Montana, en los silos de misiles, y la nave los desconectó. He hablado con él en su casa sobre estas experiencias, como has hecho tú en tu Disclosure Project...

SG: Cierto.

KC: Coincidimos totalmente en este tema. No hay duda de que vinieron y que son extremadamente claros en cuanto a que esta tecnología no va... lo primero, que no va a ocurrir sobre la Tierra...

SG: Destruiría el planeta.

KC: ...y, en segundo lugar, que no va a prosperar. Llega a ser interdimensional en su capacidad destructiva.

SG: Correcto. Soy muy consciente de esto.

KC: Entonces creo que coincidimos en eso.

SG: En otras palabras, ¿qué tipo de avispero hemos cogido? Así pues, ¿qué tipo de contingencias y cosas están produciéndose como consecuencia? Así que, yo siempre digo...

Sabéis, todo el mundo se pone a decir, "Oh, Este plan de los alien" y "Aquel plan de los alien", y yo diría: "Lo más constructivo sería que se definiera el plan humano. Que aprendiéramos a vivir en este planeta y lo reparáramos".

KC: No hay duda.

SG: "...reparáramos nuestro propio hogar. Creando una civilización pacífica antes que preocuparse por los motivos de otras civilizaciones."

Esto es lo que yo predigo. Predigo que si hiciéramos eso y aprendiéramos a vivir juntos sin pegarnos en la cabeza y sin matarnos unos a otros en este planeta –como es abajo, así es arriba– que veríamos un cambio, quizás, en el orden cósmico gracias a ello.

Así que, antes de liarse en debates y especulación sobre la agenda, quizá sean aliens dañinos y esto y lo otro, yo diría: ¿por qué no creamos aquí una civilización de abundancia y de paz y de iluminación? Y entonces ir al espacio con esa intención y ver cuál es la respuesta al cosmos.

Puede que la respuesta que obtengamos ahora sea una respuesta proporcional, kármicamente y en otros sentidos, a lo que nos hemos estado haciendo unos a otros.

KC: Absolutamente. Estamos atrayendo... como un espejo.

SG: Sabéis, durante los últimos cien años hemos matado a 160 millones de nuestros propios congéneres humanos. Creo que, si se reflexiona sobre ello... Y estuve viendo una entrevista a Robert McNamara hacia el final de su vida, en la que reflexionaba acerca de los terribles errores que cometió en Vietnam y en las otras guerras del siglo XX.

Lo que pienso es que hace falta echar una especie de "mirada a nuestro interior" y creo que muchas veces...

KC: Pero no lo hagamos para excluir. No es una cuestión de "o esto o lo otro". En otras palabras, lo que te oigo decir es que nos centremos un poquito más en la Tierra, en nuestra visión de la realidad, y que no nos preocupemos de los planes de esos otros seres de ahí fuera. Y que nos concentremos en construir nuestro nido para hacerlo bueno, saludable, y ser buenos unos con otros. Aquí no hay discusión.

SG: No, no se trata de “o esto o lo otro”. Digo que lo hagamos. Por eso estamos llevando a cabo OrionProject.org.

KC: No tenemos absolutamente nada en contra.

SG: Por eso también estamos haciendo el esfuerzo de contactar, el esfuerzo diplomático. E invitamos a todas estas... Siempre invitamos a todas estas civilizaciones a que hagan contacto.

KC: Pero en realidad estás asumiendo que no existe intervención. Y yo creo que estamos llegando a la raíz del asunto. En otras palabras, ¿sabes lo que son los recuerdos pantalla? Debes saber de ellos si has llegado tan hondo.

SG: Bueno, sí, los programas psicotrónicos que llevan en marcha tantos años...

KC: Muy bien, porque obviamente tienes un punto de vista positivo acerca de toda su interacción. Y, ya sabes, sin ánimo de entrar en lo personal, sino para plantear que si conozco un ser que cree que sólo ha tenido interacción positiva con ciertos ETs o animales o lo que quiera que sean, entonces yo miraría a esa persona y me preguntaría...

Este es mi argumento – me cuestionaría si esas personas saben de verdad o no, lo que les ha pasado porque podrían haberles insertado recuerdos pantalla y puede que en realidad estén teniendo una interacción negativa sin saberlo. Ahora, obviamente no...

SG: Ya veo que estás otra vez con lo positivo y lo negativo y la polaridad...

KC: Pero es que vivimos en un nivel 3D y estamos moviéndonos hacia el 4D...

SG: Mira, esto es... Todo consiste en que...

KC: En realidad va más allá, y no me interrumpas porque quiero acabar con esto.

SG: No creo que sea tan sencillo.

KC: Por supuesto, y estamos de acuerdo en eso. Es muy complejo.

SG: Cierto.

KC: Somos seres multidimensionales. Vivimos en montones de niveles diferentes. En primer lugar somos seres espirituales...

SG: Mm-hm.

KC: ...y después somos seres humanos. ¿De acuerdo? En realidad sólo estamos habitando estos cuerpos humanos temporalmente, según lo veo yo. ¿De acuerdo?

SG: Correcto. Alquiler a corto plazo.

KC: Yo misma he tenido ciertas experiencias Samadhi, así que sé perfectamente de lo que hablas, y te lo agradezco. Aunque eso no cambia el hecho de que es extremadamente complejo lo que está ocurriendo aquí.

Ninguno tenemos todas las respuestas, y hacer afirmaciones contundentes como las que sentimos que estás haciendo por ahí -¿de acuerdo?- y limitar de verdad... poner las anteojeras hasta el punto de afirmar: “No hay nada de qué preocuparse, para nada, humanos. Ocúpense sólo de su propio jardincito”. Y mientras tanto, ahí fuera, están...

Porque he de decirte, si estás al tanto de lo psíquico y tú posees percepción psíquica, sabrás que hay entidades incorpóreas que están orientadas a lo negativo. Ahora bien, “negativo”, de nuevo, es un juicio. Y cómo pretendes decir [que algo] es negativo...

SG: Esas entidades no son extraterrestres. Estás confundiendo toda la cuestión cosmológica...

KC: No estoy confundida. Al contrario, estoy empleando un ejemplo...

SG: En ningún momento he negado que existieran ese tipo de entidades...

KC: Vale. De acuerdo.

SG: Pero no son extraterrestres, físicos... Puede que esto sea una cuestión de definición.

KC: Lo sé. Extrapolemos desde ahí. Simplemente estoy centrándome, ahora mismo, en lo que tú llamarías una “entidad negativa” que no posee un cuerpo, y digo que...

O incluso se podría hablar del fuego. Ahora, el fuego es una entidad. Es un no... No posee cuerpo, aunque posee un poder, se puede crear a sí mismo. Así que, en cierto sentido se podría decir que está orientado negativamente si quema tu casa, pero por otra parte podría mantenerte caliente.

De modo que por la misma regla podríamos descubrir entidades que están en cuerpos físicos –de nuevo, espíritus que viven una experiencia física– que podrían ser extraterrestres, podríamos ser nosotros... es tan multidimensional. ¿No ves a lo que me refiero?

SG: Oh, completamente.

KC: En otras palabras, si son espíritus como nosotros lo somos, entonces les puede mover la polaridad positiva del mismo modo que les puede arrastrar la polaridad negativa.

Podría parecer, desde la dimensión de este mundo 3D que habitamos llamado Tierra, en este cuerpo humano, en esta experiencia, y cómo nos afecta, podría ser de hecho totalmente negativo para nuestro ciclo de crecimiento. Eso es, de hecho, algo que se ha planteado como una posibilidad muy real.

SG: Bueno, cualquier cosa es posible. Lo obvio, quiero decir. Sólo que no veo pruebas de ello. Veo pruebas de que los seres humanos se matan entre ellos. Veo armas en el espacio con las que hemos apuntado a estos visitantes...

KC: Lo entiendo.

SG: ...y todo eso. Así que, digo yo, podemos estar dando rodeos todo el día.

KC: Sí. Claro.

SG: Mi postura es que no ha existido acción alguna contra la Tierra y la humanidad partiendo de una civilización extraterrestre, interestelar, física, contra nosotros, que diera pie a que contestáramos en plan conflicto armado.

Ahora bien, ¿la gente tiene experiencias que interpretan como negativas? Por supuesto.

Os voy a contar algo, y a la gente no le gusta oír esto, pero en un caso de traumatismo grave, si un niño llega y no hay tiempo para la anestesia, y tengo que introducir una sonda a través del pecho de ese niño, debo parecer un monstruo y el demonio más horroroso del mundo.

Mi motivo es salvar a ese niño. Mi motivo es ayudar a ese niño. Pero cualquiera que acabara de llegar desde cualquier planeta o de la calle, y lo viese, diría: "Qué monstruo de médico..." o "¿Qué está haciendo?"

BR: Tú haces lo que debes hacer.

SG: Y mi motivo es que dispongo de cinco minutos o menos para salvar la vida de ese niño. Así que, todo lo que digo es que esta especie de visión antropocéntrica...

KC: Es una cuestión de perspectiva.

SG: ...y es una cuestión de perspectiva. Creo que por eso prefiero ser cauto, cautamente optimista, mostrar un punto de vista positivo en cuanto a cómo deberíamos interactuar con esto. No es ser irresponsable. No soy insidioso. Creo que este tipo de calificaciones son altamente ofensivas, ya que yo nunca os he atacado públicamente.

Hoy he podido descubrir que me habéis atacado desde vuestro blog. Ha sido desafortunado. Pero mi perspectiva, quiero dejarlo muy claro...

KC: No, no. Se ha atacado a tu filosofía. A ti no te hemos atacado.

SG: Sí, bien, lo que sea.

KC: En realidad, te hemos alabado.

SG: Pero he de decir que por eso es por lo que queremos ser cautos, porque es tan fácil para los humanos... Es decir, mirad lo que ocurrió tras el 11-S. Es tan fácil para los humanos tomar unas partículas de información y enseguida ponerse en pie de guerra o prepararse para el conflicto.

BR: Coincidimos contigo.

SG: Este es el peligro inherente que hay en ciertas cosas de las que decís que pueden hundir a la humanidad.

KC: Sí, de acuerdo. Lo entiendo.

SG: Bien. Y una cosa es tener una conversación privada sobre la especulación en el campo de los motivos y los planes de los alienígenas, pero cuando se empieza a hablar de esto a la población del planeta y empezáis a sacar... y a afirmar que hay de estos –y empleando tu expresión, y la polaridad negativa y esto y aquello- esto podría lanzar al planeta al...

Y esto, además, podría empujar al planeta totalmente hacia el campo de Majestic, quienes durante años han intentado... y asimismo han arrastrado a presidentes, como Reagan, y han procurado convencerles de exactamente el mismo argumento que planteáis vosotros, para que se gastasen cientos de miles de millones de dólares en el SDI. Creo que con esto nos metemos en asuntos de política muy serios.

KC: Sí, sí.

SG: De acuerdo. Y tengo ciertas responsabilidades de las que vosotros no tenéis conocimiento. Así que decir que soy irresponsable... Vosotros no sabéis cuáles son mis responsabilidades. Y en consecuencia...

BR: Quiero...

SG: ¡No, no lo sabéis! Lo que digo es que...

BR: Quiero preguntar algo que es muy... Quiero dejar esto a un lado, ya. Espera un momento, calmémonos, sólo quiero hacer una analogía.

A veces empleo una analogía con la que la gente suele estar de acuerdo y que consiste en que somos como unos pescadores de una isla de los Mares del Sur, en medio del Pacífico, y que durante generaciones hemos creído que somos los únicos habitantes del mundo.

Estamos sentados alrededor de una fogata asando pescado y tratamos de averiguar: "Aquella gran barca metálica en el horizonte, ¿qué querrá de nosotros? Ese pájaro metálico que no hace más que volar en círculos sobre nuestra isla, ¿qué es lo que hace? ¿Es real?" Y "¿vosotros lo habéis visto?" Y todo este tipo de cosas.

Tratamos de averiguar las intenciones, y esto es suponiendo que creemos en la existencia de estos otros seres que repentinamente empezamos a caer en la cuenta de que podrían existir en nuestro universo, en esta pequeña isla tropical.

Ahora bien, el problema es que si de verdad consideramos esto como una situación humana muy real, qué experiencia tenemos, siendo pescadores de una isla de los Mares del Sur, para averiguar...

Tal vez quieran talar nuestros árboles. Tal vez quieran salvarnos porque el nivel del mar está subiendo y quieren llevarnos a otra isla. Tal vez quieran nuestros minerales, o quizá quieran convertirnos al cristianismo. Tal vez quieran comernos, matarnos, o tal vez quieran ser nuestros amigos. ¿Cómo podemos saberlo?.

El peligro es –y ahora estoy haciendo una pregunta– el peligro es que yo estoy aquí, alrededor de esta fogata con vosotros y os oigo decir que esos otros hombres de las grandes barcas y de los pájaros metálicos deben ser amistosos.

Y entonces os digo: Esperad un momento. Tenemos que tener un poquito de cuidado con esto porque, ciertamente, incluso aunque nosotros nos peleamos de vez en cuando en esta islita, ¿cómo sabemos que podemos confiar en ellos? Puede que podamos, puede que no. ¿Qué experiencia tenéis vosotros?

Lo anterior ha sido un intento de definir, por analogía, lo complejo que es esto. Por eso dije que eras irresponsable, como lo que pasaría si estuviese yo sentado ante la fogata haciendo el papel de un anciano de la comunidad que dice: "Tienen que ser amistosos, debemos confiar en ellos, debéis confiar en ellos. ¡Es lo que los incas dijeron de los conquistadores!

SG: Sí, pero tu metáfora es, de nuevo, una proyección antropocéntrica en algo que creo no es comparable.

Pienso que, además de eso, nuestra... Sigo volviendo a esto. No sólo en mi experiencia personal, sino en la de cientos de personas, miles de personas, a las que hemos implicado en nuestros programas de contacto diplomático, nadie ha tenido ningún tipo de experiencia de esta clase que nos hiciera creer que hay civilizaciones hostiles contra la Tierra y la humanidad.

Por otra parte, muchas fuentes me han descrito las Formas de Vida Programada, la implicación militar en abducciones fingidas, una operación de bandera falsa para crear una amenaza contra la que unirnos.

Por ello debo ceñirme al conocimiento y la experiencia que tengo, y no se trata de observar algo desde una distancia, porque hemos tenido contacto real. Tenemos más información que simplemente algo que flota sobre la isla. Y así la analogía no se sostiene durante mucho tiempo.

E incluso si hubiera una razón potencial por la que debiéramos preocuparnos por una o varias de estas civilizaciones planetarias, mi respuesta sería la misma:

Se necesita acuerdo. Se necesita una distensión diplomática. Debe haber un acercamiento. Debe haber un planteamiento clarísimo en lo que respecta a salir realmente de una suerte de dualidad que lleva al conflicto en la Tierra.

Creo que, independientemente de lo que concluyáis sobre la agenda de los extraterrestres, ese es el camino de la sabiduría y la seguridad.

KC: Bien, no estamos en desacuerdo en eso, ¿correcto? Hablemos de lo que sí estamos de acuerdo...

BR: Yo coincido del todo, y hay que dejar constancia de esto públicamente.

KC: Es decir, por supuesto que coincidimos en el objetivo final. ¿Sí? El objetivo final, desde nuestro punto de vista. ¿Correcto? No formamos parte del complejo militar-industrial. ¿De acuerdo?

Hacemos lo que hacemos porque creemos en la verdad, porque le dedicamos nuestras vidas. Y, desde luego, nuestras vidas han estado literalmente en peligro por lo que creemos. Lo hacemos a diario y tú, de entre todos, deberías entenderlo.

SG: Mm-hm.

KC: De modo que no nos tomamos esto a la ligera. Nuestro resultado final no pasa por ser lo que ellos desearían que fuera su propio juego final. Dicho de otra forma, no estamos aquí para apoyar su juego final ni somos ingenuos con respecto a lo que hacemos. Así que ninguna de estas cosas es cierta. ¿De acuerdo?

No estamos tratando de promover una especie de paradigma basado en el miedo, hecho para llevar a la gente a un lugar en el que la única cosa que se les ocurra sea pegarle a un alien un tiro en la cabeza, dicho gráficamente, o para que consientan la instalación de armamento en el espacio.

Quiero decir, básicamente coincidimos con tu filosofía en ese sentido, de todo corazón. De hecho, diría, dedicamos a ello nuestra existencia.

En cualquier caso, por otra parte, tampoco nos vamos a quedar sentados aquí y pretender que conocemos todas las respuestas. Y tampoco vamos a asumir que todo tipo de contacto es positivo. Al contrario de lo que tu...

SG: Váis a decir todo lo que penséis.

KC: Sí, obviamente es lo que hacemos. Pero en la línea de esta discusión y debido a que... Sabes, como que estás comentando lo de nuestro blog, nuestro artículo, que te pareció ofensivo porque decimos... Lo que tú dijiste en el estrado y, otra vez estás en escena. Realmente estás en el estrado más a menudo que nosotros, mucho más a menudo – y debo decir, en consecuencia tienes una gran responsabilidad.

Quizás tu planteamiento sea un poco simplista, en cuanto a que asumes que, si hablaras sobre la posibilidad de que haya otros temas en marcha, o la posibilidad de que haya otros modos de enfocar la cuestión, la audiencia en bloque va a dejarse llevar por el miedo y el pánico. Y que van a dejarse llevar a remolque del complejo militar-industrial, y que saldrán todos con sus escopetas y sus cuchillos y querrán pegarles tiros a los alienígenas y luchar entre sí y con otros mundos etc. Eso no es... dicho de otro modo, vas desde...

SG: Pero el problema es, es que soy completamente consciente de que estoy en minoría. ¿Vale? Soy muy consciente de ello.

KC: En realidad, tampoco eso es cierto. Quiero decir, hay muchísimas personas por ahí que abogan por la paz y el amor, se suben al techo de su coche dando saltos, y diciendo: ”Por favor, extraterrestres, venid a salvarnos porque sois todos buenos".

SG: No. Yo te retaría más bien a que miraras Hollywood, la comunidad OVNI, los libros y los vídeos que hay por ahí sobre el tema. Son absolutamente negativos y aterrorizantes. Creo que este es uno de los problemas.

BR: Yo no lo creo.

SG: Yo creo que uno de los problemas es que debemos tratar esto con una visión amplia. Y la visión amplia, como yo la veo... Y lo único que puedo hacer es seguir mi brújula moral y que lo que creo es correcto. No creo ser irresponsable. No creo ser simplista ni nada de eso.

Creo que tengo la responsabilidad de ayudar a articular un camino hacia adelante que sea sabio y que no redunde en más miedo y pánico y negatividad para con este planeta, sino que nos eleve positivamente y nos lleve a lo que estoy seguro será el futuro para este planeta.

Es un futuro, no sólo de paz mundial, sino de paz universal y de una civilización transformativa entera, completamente nueva en este planeta, algo que no está a miles y ni siquiera a decenas de años, sino que la tenemos muy, muy cerca.

Así que, yo creo que eso es lo que deseo articular. No hay simplicidad en ello. Es incluso un concepto bastante complejo. También es una forma de implicarse espiritualmente.

Quiero compartir un sueño que tuve. No lo comparto muy a menudo, pero... Tiempo atrás cuando mi amiga Shari y yo y otro miembro de mi equipo padecíamos cáncer metastático durante el mismo mes e íbamos a morir todos. Ella acabó muriendo, pero en aquel momento estaba viva todavía. Y Bill Colby había muerto, había sido asesinado intentando ayudarnos poco antes de esto. Fue una época terrible, de verdad, para mí.

Tuve un sueño. Y, desde luego, soy humano. Estaba enfadado. Estaba muy cabreado con lo que nos estaba ocurriendo.

Tuve un sueño –creo que estaba en Inglaterra trabajando en algún círculo de las cosechas– y en el sueño había unos leones gigantescos que me estaban acechando. Iban a intentar matarme. (Es gracioso porque el Dr. Tom Bearden menciona “los leones” de esta cábala, y yo nunca le había oído emplear ese término antes de tener el sueño).

Pues eso, había unos leones enormes y me estaban acechando y me iban a matar. Y era un sueño tan, tan lúcido, un sueño a todo color.

No eché a correr. No me enfadé. No tenía odio en mi corazón. Abrí mi corazón y fui a un lugar de amor y consciencia universal y miré a cada león directamente a los ojos.

Estuvimos haciendo esto, siguiéndonos mutuamente por ahí, y al final se dejaron influir tanto por esa energía que, incluso aunque tenían garras y colmillos enormes, se tumbaron sobre sus lomos y dejaron que les acariciara como si fueran grandes mininos. Nos habíamos convertido en... Difuminó completamente aquella situación.

Empleo esto como analogía de una especie de aikido, espiritualmente hablando, de la clase de interacción que procuro tener, tanto con el público, como con Majestic, como con los visitantes. Eso es lo que yo hago.

KC: Entiendo.

SG: Es eso de manera resumida.

KC: Creo que es una gran descripción de tu postura y de lo que te motiva. Muchas gracias por ello, Steven Greer.

BR: Gracias por compartirlo, Steven.

SG: Gracias a vosotros.

BR: Muchas gracias. Te lo agradecemos.

SG: Gracias.

 


Haz click aquí para ver el video





Apoya al Proyecto Avalón – haz un donativo:

Donate

Gracias por tu ayuda.
Tu generosidad nos permite seguir con nuestro trabajo.

Bill Ryan

bill@projectavalon.net


unique visits

Google+